26.12.17

Reversión forzosa con mutuo desacuerdo y por precio de Jánovas


El Ayuntamiento de Fiscal también ha recuperado como patrimonio a rehabilitar el bellísimo puente pasarela, escuela de Eiffel y Puente Colgante de Portugalete, el símbolo de un Ara para siempre vivo.

Fin del procés: el Ayuntamiento de Fiscal ha tenido que recomprar Jánovas, suscribiendo convenio expropiatorio por mutuo acuerdo con Endesa. Menos mal que este Ayuntamiento en concreto es sostenible y goza de una buena situación financiera, debido a la cantera de piedra negra que se pone como sillar en todas las edificaciones de la montaña: la bella piedra de Fiscal.

La “devolución” por importe simbólico de 50.000 euros, en cumplimiento de la legislación expropiatoria, cierra un círculo virtuoso: sabemos que es un precio pequeño para 186 hectáreas de suelo, el puente y las edificaciones arruinadas del núcleo. Pero también es un claro ejemplo del daño y estupefacción que la aplicación de leyes generales y contables generan por legales pero injustas, puesto que el incumplimiento de todas las finalidades sociales del no proyecto ha dejado una contabilidad social negativa de años.

La que se avecina para empresas locales con la revisión de los contratos menores por mor de la revisión de la legislación de contratos o lo que supone que los ayuntamientos rurales no puedan crear empleo por la regla del gasto límite, son otros dos ejemplos del dislate de concebir leyes para yugular y condicionar los proyectos de Santisteve, Colau, el propio Zoido cuando fue Alcalde, Gallardón o Carmena, gestores de servicios con contratos de cuantías superiores a los de las Comunidades Autónomas, que después afectan a municipios de menos de 500 habitantes que tienen que mantener 15 kilómetros de envejecidos valles. Gimeno reivindicando una cosa y firmando con Zaragoza otra distinta y muy pálida, en trastorno bipolar concejal-consejero del Gobierno de Aragón.

Las contradicciones entre las políticas de repoblación y asentamiento de población y la macroeconomía… que reduce servicios como Correos, los sanitarios y educativos… eliminado puestos de trabajo estructurales en el medio rural para generar precarios.

Por eso esta compra ya llega tarde, pero desde aquí la vamos a revertir, vamos a ver en ella una oportunidad. El no pantano ha creado un agujero sin vida en la Ribera del Ara en la morrena endorreica final de lo que debió de ser un día imponente glaciar que excavó el actual valle de Broto, perfecto ejemplo de cuenca fluvial originada por glaciación. Ese congosto-morrena de laderas corredizas, que tan bien iba a venir deconstruir con una presa de las que pensaba mi admirado y olvidado novelista de las cicatrices que generaba, don Juan Benet.

Congosto Foz de Jánovas, clase práctica de geología gratuita. Finalmente no ha sido violado con mortero.

Es el momento de, independientemente de los alquileres y PAC a generar por la tierra blanca de calidad recuperada que amortizarían la bochornosa inversión, devolver en forma de proyectos su esfuerzo al Ayuntamiento de Fiscal.

Prolongar ese convenio, contando siempre con la posible vuelta de las familias expropiadas, para que Gobierno de Aragón, Diputación de Huesca y Comarca de Sobrarbe inviertan en ese territorio desolado, ese Congo del coltán que hemos tenido dentro del Ara, ese agujero de vida expropiada chernobil… que solo se ha visto paliado por gritado en los himnos que le han compuesto la Ronda de Boltaña…

Esa carretera-congosto nunca mejorada por inundable en cota, que ha supuesto una brecha enorme y todavía no cicatrizada entre Sobrarbe central y Serrablo-Jacetania.


Se admiten ideas para embellecer tanto desastre. No podemos dar 20.000 euros por nuevo vecino instalado como lo hacen municipios suizos o japoneses y recuperar la vida de Jánovas.

Pero hay una actividad que es la que más mueve el turismo en Sobrarbe y de modo permanente en el tiempo: se trata de los circuitos BTT. Luego, está la caza y la micología en sus abundantes espacios montuosos abandonados. Son dos ejes sobre los que recuperar actividad y vida en el entorno expropiado, la roturación de las tierras asilvestradas hará el resto.

El Gobierno de Aragón debe impulsar a la localidad, mediante convenio con el Ayuntamiento de Fiscal que devuelva la inversión, como punto de partida de rutas cicloturistas, a caballo y de bici de montaña de todo el valle del Ara.

La Treparriscos ha de modificarse en recorrido para, volviendo por la Guarguera, detenerse en la localidad y, como en el caso de Lanuza, devolverle la vida.

Se ha tenido que pagar por la resurrección, hagamos que merezca la pena reencarnar este territorio nuevamente virgen en una iniciativa con impacto europeo. Para terminar con los sueños de noche larga con pesadillas del invierno:

Y siempre que surca mi alcoba 
despierto empapado de sudor y rabia, 
pues sé que ha venido a anunciarme 
que en mi pueblo muerto ha caído otra casa.

18/12 Luis Iribarren

No hay comentarios:

Publicar un comentario