19.4.22

Semana sin Pasión pero con pecados aragoneses

Cañas a 2,80 euros en los bares de cada pueblo: ruega por nosotros.

Caravana de coches que siguen a campervano recién estrenado por conductor o conductora que no conoce la carretera y tiene miedo de la anchura: ten piedad de nosotros.

Pirineo en martes de Pascua con una composición exclusiva de agricultores, ganaderos, funcionarios y resto de hippies: atiende nuestras súplicas.

Días familiares a medias de 80 euros PAX: castiga nuestros pecados.

No me parece que las procesiones sean cultura sino que los cofrades deberían ser creyentes en algo más que ver y ser vistos por conveniencia: perdona mi atrevimiento.

No llueve desde noviembre en el Prepirineo, se lo lleva todo Calatayud, pero qué pasará cuando Erdogan y Putin puedan controlar con hackers donde desaguarán las nubes: perdónanos Señor.

Que en un gobierno del que forma parte Podemos se esté compensando deuda pública con inflación que deja en la cuneta a quienes pretenden asistir: Santa Madre de Dios.

En Panticosa solo quedan dos con vacas y, a todo tirar, tres con ovejas y sus orgullosos jóvenes multifaena de los 80 te ayudan a comprender pasarelas: están sentados a la derecha del padre.

Hay localidades enteras cuyas únicas casas rehabilitadas son apartamentos rurales en forma de mamotreto cuadrau, con césped hermoso y colorido pero no huerto, de piedra uniforme de Fiscal en toda la montaña que ha sustituido el monocultivo de tejados de pizarra gallegos: porque solo tú eres Santo, solo tú Altísimo, Jesucristo (cantado por la Coral correspondiente, se alarga mucho la i).

Programación del espacio teatro cultural la Corona de Sabiñánigo: sí son profetas en su tierra y no predican en el desierto.

Estado de la carretera parcheada del valle de Tena sin una triste colada bituminosa y que es una de las principales rutas de imagen de ese, que se recupera, 10% de turismo que es Aragón (y 70% en la montaña) y por donde pasa la Quebrantahuesos: de difícil resignación cristiana.

Bajada del IPC fundamentada en la liquidación de corderos congelados sobrantes y ofertas para comprar kilos de torrijas no despachados: hágase tu voluntad.

Desde la certeza que debemos resignarnos a que vivimos en el mejor de los mundos posibles, en el presente de después de llenar los pueblos y dejar nuevamente varados a sus abuelos y de que lloverá esta semana para salvar las colzas…

19.04 Luis Iribarren, mártir de lo no cotidiano

No hay comentarios:

Publicar un comentario