16.1.22

¿Rotonda en la Avenida Cataluña? ¿Y el soterramiento para cuando?


Hoy publica Heraldo de Aragón la nueva idea para la Avenida de Cataluña, una vez que alguien con inteligencia urbana se ha dado cuanta del verdadero problema a largo plazo de la Avenida Cataluña de Zaragoza y que nunca ha sido un arreglo con cuatro árboles y un asfalto de diseño. 

Seamos sinceros, los que hemos tenido este problema encima de la mesa durante muchos años siempre hemos sabido que el auténtico problema no era con Fomento y su cesión o no de la Avenida, sino con Renfe y las soluciones que deben darse para que la línea del ferrocarril no esté elevada sobre la zona, dividiendo la Avenida de Cataluña en dos.

Y en la misma medida en que veíamos que ese era un problema tremendo que necesitaba una solución muy cara pero posible, observábamos que era imposible avanzar sobre ella si no existía un trabajo conjunto con y desde Madrid, con y desde el Gobierno de Aragón. El Ayuntamiento de Zaragoza no puede hacer nada para resolver este problema.

Ahora el Ayuntamiento de Zaragoza se saca de la manga una rotonda que de entrada no resuelve lo importante y que es mas un diseño de cara al futuro, cuando toda esa zona se desarrolle urbanísticamente. Es decir, retrasar el magro del problema, para que sean ya miles de vecinos los que pidan una solución definitiva.

La ÚNICA solución que sirve —de momento hasta que seamos capaces de encontrar otras— es SOTERRAR las vías, como por ejemplo se está haciendo en Murcia con el AVE y su entrada a la estación nueva. O como se hizo en Zaragoza hace décadas en otras zonas. 

Eso es caro, es complejo, pero es la única manera de solventar el problema. Todo lo que no sea eso convertirá la zona en los ejemplos que podemos ver en algunas zonas de Barcelona (en muchas zonas de Cataluña se está resolviendo este problema) o de New York, por poner dos ejemplos sencillos. Vías que pasan muy cerca de los edificios, lo que convierte la zona por donde afectan estos problemas en unos espacios de complicada calidad de vida.

¿Y hay que tirar todas las actuales vías en alto y soterrar en el mismo lugar las nuevas vías? Pues no, ni lo uno ni lo otro. 

Podemos volver a New York y ver que su ejemplo de uso de unas vías viejas convertidas en parque ha logrado unos espacios maravillosos e innovadores en cuanto a uso público de espacios obsoletos. No es lo mismo tener las vías del tren que tendrá que aumentar su uso, a tener un parque público rodeado de servicios de ocio y tranquilidad. Ver High Line de New York, os puedo asegurar que en directo es más impresionante todavía.

Y por otra parte tampoco hay que soterrar las vías en el mismo lugar actual, pues se pueden diseñar nuevos itinerarios cercanos para la salidas de Zaragoza, o para incluso usar estos espacios actuales a nivel O como líneas de Cercanías; ya que todo eso es útil y posible. 

Pero si pensamos en los tiempos, cuando para poner farolas de verdad o no de madera en la Avenida de Cataluña nos costó una década, podemos adivinar que esto no saldrá nunca a la luz hasta el 2065 como poco. Así que nada, ninguno de los actuales visitantes de despachos políticos lo veremos nunca. Es todo humo. Pero eso no quiere decir que no haya soluciones mejores que las que se proponen.

Julio Puente Mateo

No hay comentarios:

Publicar un comentario