23.1.22

En Juslibol también hay historia zaragozana


Zaragoza es también una amplia y extensa ciudad de rincones históricos que no siempre están asentados en su zona céntrica, incluso a veces hay lugares muy interesantes en sus espacios de la Zaragoza antiguamente rural, lugares curiosos y poco conocidos, de zonas cuidadas que no son fáciles de encontrar en nuestros caminos por la ciudad.

Este rincón de la imagen se encuentra en el barrio de Juslibol, lo forman media docena de casas con más de 400 años a sus espaldas pues datan de 1644 y 1662, bien rehabilitadas y que crean una esquina que nos transporta en el tiempo. Es la que se conoce como Plaza del Arzobispo aunque del palacio del Arzobispo queden muy pocos elementos, un escudo puesto sobre la fachada del número 56, aunque no así de las casas tradicionales aragonesas que configuraban la plaza junto al palacio, que se conservan en buenas condiciones. 

Dichas casas fueron construidas por el Arzobispo Fray Juan Cebrián para que en ellas se aposentaran sus visitas, trabajadores y séquitos. Hay que recordar que los prelados zaragozanos eran señores de Miranda y Juslibol desde 1160 por concesión del Conde Ramón Berenguer IV y por ello propietarios de las tierras del entorno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario