13.10.21

Las NO Fiestas del Pilar 2021 las tapamos con vallas. De risa, oiga


Sabíamos que estas NO Fiestas del Pilar 2021 con los trozos de pandemia que todavía quedan iban a ser diferentes, flojas, pero las tonterías de algunos gestores las han convertido en un fantoche de Fiestas del Pilar, para que Zaragoza no fuera diferente a otras localidades aragoneses que no pudieron en sus momentos celebrarlas por tener en España unos contagios muy superiores. Jodido yo, jodidos todos.

Pero el Premio a la Estulticia se lo han llevado las vallas que impedían ver, mirar, observar lo que se estaba produciendo dentro de los pequeños escenarios gratuitos pero pagados por todos, que celebraban diversas actuaciones. Ver a personas intentando asomarse de puntillas mientras dentro estaba medio vacío todo —pues las entregas eran gratuitas pero luego de regalar por internet los afores, más de la mitad no acudieron— es de Premio. Nadie tuvo agallas de abrir las puertas para dejar pasar hasta llenas los espacios, a los que miraban de hurtadillas. El día 12 algunos operarios estaba raudos arreglando los rotos de las vallas para la tarde, no fueran a mirar por los agujeros  pues eso supone que se pudieran amontonar más de dos personas, ¡uff, qué peligro!!

Los de la Ofrenda de Flores tapada y en secreto, mientras en toda la Plaza del Pilar había miles de personas ajenos al acto principal es de otro Premio a la Estulticia. Era mirar al fondo, hacia la zona de la presunta Ofrenda de Flores y ver el vacío mientras en la plaza casi no se cabía. ¡Uff!La sociedad de calle dio la espalda al acto principal, simplemente porque los tontos de la gestión se la dieron antes, poniendo vallas para tapar.

El lunes anterior 30.000 personas gritaron durante dos horas, todas bien juntas y en muchas zonas sin mascarilla, en un partido de fútbol. Fueron en total más de 3 horas de aglomeraciones. Lógicas. 

Pero no fuimos lógicos para permitir el Rosario de Cristal o una Ofrenda de Flores con lógico control. No suelen ser actos de mi gusto, pero la historia de la ciudad es algo más que decisiones sin sentido común.

El que no hubo en algunas zonas del Centro del Casco Viejo zaragozano a las tantas de la madrugada con miles de jóvenes borrachingas mientras la policía intentaba impedir asaltos. Si a los jóvenes no les damos oportunidades fuera de la ciudad se quedan en ella a jugar a joder. Es de libro de primero de sociología. No se las deja bailar en locales dispuestos para ello, y si hace buena noche se dedican a romper mobiliarios de las plazas zaragozanas. ¿Eso no era previsible? No aprendemos a gestionar cuando somos políticos de sillón sin formación social.


No hay comentarios:

Publicar un comentario