21.7.21

¿Qué hacemos este verano con la COVID en Aragón?


Por mis asuntos representativos he tenido hoy una reunión con médicos de SALUD de Aragón y hemos hablado del momento actual de la COVID en Aragón, duro y complejo, esperado pero no con tanta virulencia. Los datos en forma de números los conocemos todos, su posible extensión en principio se calcula que hasta principio de agosto no empezaremos a vencer los malos datos. Pero el principal problema es la casi transmisión comunitaria, donde con poco tiempo de contacto vuelven a contagiarse muchas personas que están juntas en sitios cerrados, incluso aunque tengan ya las dos dosis de las vacunas. Incluso niños.

Estos contagios de personas vacunadas se están dando con menos síntomas que hace unos meses, con menos problemática para la salud y por ello con menos necesidad de ingresos y a su vez de gravedad en el diagnóstico, aunque hay personas de edad avanzada o con problemas de salud añadidos que se encuentran en situación otra vez de ingreso hospitalario.

¿Y QUÉ DEBEMOS HACER?

Pues sin duda hay que protegernos nosotros mismos, y en esto no debemos esperar a que nos lo indiquen o prohiban desde ningún gobierno. Debemos ser nosotrxs los que sepamos tener el máximo cuidado. Con 60 contagios día en Aragón tenemos 20 veces menos posibilidades de contagiarnos que con 1.200. Y eso son matemáticas. Así que para contagiarnos igual que hace un mes… hay que salir 20 veces menos.

Con las vacunas nos podemos contagiar, como sucedía siempre antes con la vacuna de la Gripe o con otras vacunas hasta que el cuerpo aprenda a defenderse muy bien. Pero los contagios son menos fuertes si ya estás vacunado. Otra cosa es que se sumen a problemas de salud previos. Y a que contagies a otras personas.

Hay que usar la mascarilla siempre que estemos en interiores incluso menos de un minuto. Siempre también en exteriores si no podemos mantener la distancia de seguridad que dicen de 1,5 metros pero que en estos casos de posible contagio comunitario tal vez deberíamos pensar ya en 2 metros. Hay que cambiar de mascarilla con mucha frecuencia. Tener menos actividad social y admitimos que esto es lo más duro de todo. 

Y si nosotros mismos la tenemos por nuestras responsabilidades, intentar entre la familia y amigos mantener distancias, dormir en otra habitación, ventilar tremendamente bien las habitaciones, lavarnos escrupulosamente, y sobre todo no multiplicar los contactos con más y más personas.  

No es nada sencillo tener que volver a pensar en confinamientos, en prohibiciones, en no poder hacer lo que ya creíamos que se había recuperado. Lo sabemos todos, pero dependemos de nosotros mismos el poder recuperar casi una media normalidad lo antes posible.

Mientras no logremos bajar a una positividad media de las pruebas de detección del COVID de un 5% no estaremos en la misma situación que hace un mes. Hoy la tenemos a 20 de junio en un 17,12% 

Esa cifra es altísima e indica el número de pruebas en positivo, y sin asegurar nada indica también que se nos están escapando contagiados al no poder hacer los seguimientos como se debería, por lo que las cifras de unos 1.000 contagios día, son en realidad más elevados, pero asintomáticos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario