27.4.20

La Gripe del año 1918 y Aragón. Síntomas y dudas

Con la actual pandemia del Coronavirus que al principio algunas mentes lúcidas y técnicas asemejaron a una gripe fuerte, nos ha venido a la mente la famosa Gripe Española de 1918, conocida por eso nombre a nivel mundial pero que no nació en España ni fuimos nosotros el país más damnificado.

Es curioso pues en 1918, hace un siglo, nadie sabía hablar de la Globalización, pero también fue una enfermedad que se transmitió por todo el mundo aunque empleó algunos meses en llegar a Europa. 


A España la invadió a partir de septiembre del año 1918 y estuvo con nosotros jodiendo al personal como unos dos meses. No hay cifras exactas de fallecidos pero se calcula que hubo unos 10.000 en todo el territorio, y como es lógico también afectó a Aragón. Esos fallecidos seguro que no se asemejan en casi nada a la realidad pues en aquellos años y en las zonas rurales no era sencillo hacer Registros Civiles con calidad.

Este recorte de prensa es del diario El Noticiero del día 19 de septiembre de ese 1918, dando cuenta ya de la noticia de que era una epidemia que se estaba multiplicando tremendamente. La forma de vida de aquellos años, con familias que vivían en núcleos pequeños, sin mucha dependencia y relación con otros grupos de personas, sin residencias de ancianos, hizo que su afectación fuera sobre todo en los cuarteles, auténticos lugares de masas, donde cientos de personas convivían entre ellos a poca distancia y se infectaba como ha sucedido ahora en el 2020.

Como podemos ver en la nota de prensa era asemejada a una “gripe” epidémica que se convertía en neumonía, con tal vez una especia de fiebres tifóideas (alta fiebre en los enfermos) y aunque en un principio se pensó en un cólera hoy nos cabe pensar que esta gripe también produciría diarreas graves por lo que se confundía con un cólera. Síntomas que hoy podemos calificar como similares a la actual Civid19. Incluso se hablaba ya de que todo degeneraba en algunos casos en pulmonía purulenta.

En la nota se habla de Graus, de Lanuza, de Apiés, pero en realidad es una primera nota pues luego la enfermedad penetró en toda España.

Es curioso el detalle de que los médicos decían en aquellos primeros día que la enfermedad parecía afectar más a los forasteros, para ya se hablaba de que en el Hospital de Carabanchel había en un solo día 37 personas fallecidas. El crecimiento exponencial solo en el Ejército era tremendo pues hablaban de que de un día al otro se pasaba de 1.000 a 2.000 y a 3.000 afectados.

¿Y qué motivos se intentan encontrar ante un virus que recorría el mundo? Pues si los leemos tal vez pongamos una sonrisa de curiosidad pues los años no parecen pasar en falso. 


Decían que las “aglomeraciones” de los cuarteles habían ayudado como hoy en las Residencias de Personas Mayores a que fuera incontrolable el contagio. Sumado a una atmósfera viciada y mal ventilada, falta de limpieza, mala construcción de los retretes y falta de hospitales, terminando por decir que también había actuado la fatiga de los propios soldados en sus primeros días de instrucción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario