28.4.20

¿Por qué el emblema de Zaragoza es un león?

El león de Zaragoza mira hacia la izquierda, no hay que liarse pues leones hay muchos pero tan chulo como el de Zaragoza no hay tantos y algunos miran de frente y otros a la derecha. Es cierto, el de la ciudad de León también mira a la izquierda, no en vano ambos vienen de la misma procedencia. Sí, cuando Alfonso I —el de la calle y el del Parque— el que llamaban El Batallador conquista a los musulmanes en 1118 Zaragoza todavía no tenía león.

Pero murió 16 años después de aquella conquista de Zaragoza a los musulmanes zaragozanos, en el año 1134, en una tonta batalla en Fraga mientras preparaba una flota naval para controlar el cauce del río Ebro y lo hizo sin dejar clara su descendencia dinástica. Los árabes estaban muy pendientes de las debilidades para intentar recuperar Zaragoza, su Saraqusta y se esforzaron en recuperar su ciudad.

Así que por si acaso los musulmanes osaban atacar muy en serio Zaragoza para recuperarla, el Rey de León Alfonso VII que estaba por La Rioja atacando a los moros, y disfrazado de buena gente y de amigo del cristianismo invadió la ciudad de Zaragoza con sus propios soldados cristianos castellanos y leoneses el 26 de noviembre del mismo año en que había muerto Alfonso I.

La verdad es que entonces Zaragoza y sus alrededores, Aragón en suma, estaba dividida por un testamento del Rey Alfonso I que casi logra cambiar la historia de Aragón dejando sus reinos a las órdenes militares de los Templarios, a los Hospitalarios de Jerusalén y a los Caballeros del Santo Sepulcro que luchaban en Tierra Santa contra los musulmanes. 

Aquel testamento era imposible de cumplir pues estamos hablando de un Reino, el de Aragón, otorgado en testamento a unas órdenes militares sin claros objetivos que no fueran seguir luchando en el campo de batalla de Oriente. Aunque hay que entender que los nobles y la iglesia unidos a los castellanos, los franceses y los del condado de Barcelona quisieran su parte del negocio aragones si se destruía en trozos.

Proclamado nuevo Rey de Aragón su hermano Ramiro II el Monje, que en aquel momento estaba totalmente dedicado a sus labores monacales y no aspiraba al trono, surgieron numerosas voces de Nobles por todo el Reino de Aragón intentando ocupar lo que para ellos era un vacío claro de poder. 

Así que el Rey de León y Castilla, hijastro del propio Rey fallecido Alfonso I pensó que su trabajo era resolver el problema y lograr la unión de los Reinos de Castilla y Aragón. Primer intento, anterior como vemos al de los Reyes Católicos, de unir a Castilla con Aragón. Pero Ramiro II ya Rey pero muy debilitado con un Reino muy revuelto prefirió solicitar la ayuda al Conde de Barcelona Ramón Berenguer IV.

Zaragoza queda temporalmente en manos del Rey de Castilla y León e impuso el símbolo del león en el escudo de la ciudad de Zaragoza, que se mantiene hoy en día. 

Entre diciembre de 1134 y septiembre de 1135 Zaragoza fue castellana para pasar a ser navarra hasta agosto de 1136 que fue recuperada por Ramiro II para Aragón a cambio de concertar la boda de sus hijos, Petronila y Sancho Aragón y Castilla, que nunca se celebró. Y un buen montante económico pues nadie cede ni en aquellos tiempos una ciudad como Zaragoza, por todo el morro gratuito.

Petronila se casa finalmente en el año 1150 nada más cumplir los 14 años de edad con el Conde de Barcelona Ramón Berenguer IV y se forma la unión del Condado de Barcelona y el Reino de Aragón con el nombre de Corona de Aragón, que poco a poco y tras peleas, bodas y dormitorios va formando rigor, respeto y territorios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario