20.3.20

Recomendaciones para Personas Mayores ante el confinamiento social, Aragón

Para las personas mayores que gozan de autonomía funcional, el Colegio de Trabajo Social de Aragón y el Gobierno de Aragón recomiendan:
  • Mantener en lo posible una rutina, estableciendo unos horarios para levantarse/acostarse, comer, ocio, etc., similares a los que teníamos antes y auto obligarnos a cumplirlos.
  • Mantener una actividad física mínima, con pequeñas rutinas de ejercicios o desplazamientos por el domicilio. 
  • Alimentarse de forma equilibrada evitando dietas hipercalóricas o muy abundantes que, ligadas a la falta de actividad, puedan agravar algunas patologías. Hidratarse correctamente.
  • Mantener el orden doméstico, la higiene corporal, no abandonarse a la desidia.
  • Buscar apoyo y desahogarnos con familiares, vía telefónica o a través de las nuevas tecnologías.
  • Identificar los pensamientos negativos. Pensar todo el rato en el virus o sobreinformarse no hará que nos sintamos mejor, sino que aumentará el nerviosismo. Es fundamental recurrir a fuentes fiables para no magnificar el riesgo real. Centrarse en el momento presente y recordar que es un periodo transitorio, siendo siempre prudentes y precavidos.
  • Tener el teléfono siempre a mano y cargado para poder comunicarse.
  • Seguir tomando la medicación normalmente y no automedicarse.
Además, se deben conocer los servicios públicos que se puedan necesitar en cada momento. Como el teléfono de Atención al Mayor, 900252626, que se ha reforzado para esta crisis; así como los canales sanitarios. Asimismo, la Dirección Provincial del IASS de Zaragoza refuerza su servicio de atención telefónica y colaborará con el Salud para que se le deriven las llamadas que correspondan con posibles casos de soledad o vulnerabilidad. 

También hay que recordar que el teléfono 976701705 sigue recibiendo llamadas demandando información en general. Ante todo, se debe mantener una comunicación fluida con los familiares y pedir ayuda si se necesita.

Mayores en situación de dependencia ante el cierre de Hogares y Centros de Día
El cierre los Centros de Día del Gobierno de Aragón a causa de la pandemia también ha hecho que muchas personas con un grado de dependencia moderado o severo se vean confinadas en sus casas y, aunque los trabajadores de todos estos centros van a estar pendientes se sus necesidades, porque siguen trabajando y atentos a estos usuarios, hay familiares que ahora deben asumir más tareas de cuidados personales en sus propios domicilios, con menos apoyos y recursos debido a la situación. 

Desde la Sección de Calidad del IASS, se recuerda, además, que el descenso de la actividad al estar confinado puede conllevar un aumento de riesgos para la salud, como alteraciones de la tensión arterial, de los niveles de glucemia en pacientes diabéticos, alteraciones musculo-esqueléticas, o aumento de alteraciones de la conducta y síntomas depresivos. 
Por ello, los cuidadores familiares que queden ahora a cargo de estas personas deben vigilar que se cumplan las recomendaciones establecidas anteriormente para los mayores. A ellas se deben sumar también:
  • Pedir ayuda a nuestros familiares en la medida de lo posible. Organizar turnos o tareas para la atención al familiar mayor.
  • Respetar horarios de comida y sueño de la persona cuidadora. Diseñar también un tiempo y espacio individual de la misma para desconectar, aunque sea mínimo.
  • Realizar actividades estimulantes para la persona, bien con apoyo en algunas tareas de casa, labores, ocio; mantener estímulos cognitivos y evitar confrontaciones o enfrentamientos directos que agraven la situación de confinamiento. Se deben practicar mayores dosis de paciencia y comprensión.
  • Hacer cambios de postura frecuentes en caso de personas con movilidad muy reducida, en silla de ruedas, para evitar las úlceras por presión. Se pueden consultar los videos para cuidadores en la página web de Salud Informa. 
  • Habilitar, si es posible, espacios para hacer pequeños paseos, que estén bien iluminados y libres de obstáculos para evitar caídas.

Tal como se ha explicado, las personas mayores que hicieran uso de un recurso asistencial o social que debido a la situación actual haya quedado suspendido contarán con seguimiento y apoyo telefónico por parte de los trabajadores sociales de los Hogares y Centros de Día, que en algunos casos también están repartiendo comidas. 

Estos realizarán sondeos periódicos entre los socios para conocer el estado de los mayores y detectar situaciones de especial fragilidad, en cuyo caso se proporcionarán los recursos pertinentes, sobre todo en casos de personas que no tienen red social o familiar o cuya familia no puede realizar una atención adecuada. 

Se evita así que determinados problemas de índole social puedan sobrecargar el sistema sanitario. Esta forma de proceder es también de obligado cumplimiento para los centros de carácter privado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario