9.3.20

Crece el nacionalismo en positivo, excepto en Aragón

Crece en los sondeos de Galicia el BNG y se habla de nacionalismo “suave” incluso desde el PP y en territorios como Castilla, mientras crece ese nacionalismo territorial que no quiere separarse de España en Andalucía o en las Baleares o Canarias. Es tiempo pues de reflexionar sobre lo que de verdad puede dar el nacionalismo a las personas, sin crear rupturas ni violencias, sino trabajando por defender lo cercano, lo propio, lo de toda la vida.

Yo llevo muchos año hablando de ese nacionalismo (en Aragón es el aragonesismo) que busca la defensa de lo nuestro sobre todo de cara a nuestros vecinos que sí saben defender lo suyo. pero sin violencia ni tan siquiera contra los que a veces faltan el respeto del Aragón histórico y real. Habría que trabajar más el aragonesismo en positivo.

Es curioso que en Aragón teniendo aragonesismo de derechas y de izquierdas, ninguno de ellos está en el Ayuntamiento de Zaragoza, no tenga ninguna alcaldía importante, esté dentro del Gobierno de Aragón pero casi por favor y para que no esté con otros.

Como es también curioso que sabiendo que el aragonesismo es muy importante para Aragón se lo intenten aprovechar partidos que dependen de Madrid, para restar poder a los partidos que dependen de aragoneses y de Aragón. Pero los responsables de todo esto somos los propios aragoneses.

Ya existe fuerza nacionalista en aumento en territorios como Valencia, Cataluña, Navarra, País Vasco, Cantabria, Asturias, Galicia, León, Andalucía, Baleares o Canarias. El propio Podemos ha tenido que soltar a una parte importante de su partido en Andalucía para dejarles que se conviertan en más andalucistas. Internacionalistas y andalucistas, pues en el siglo XXI hay que rediseñar las posibilidades.

Pero en Aragón seguimos anclados en el centralismo que mira a Madrid. Aumenta en Aragón el PP, VOX o Ciudadanos y a costa del PAR. Aumenta el PSOE y Podemos o IU a costa de CHA. Pero así es muy complicado poder poner en valor lo nuestro, pues estamos rodeados de sociedades que sí saben defender lo suyo desde la cercanía. ¿Hasta cuando?

No hay comentarios:

Publicar un comentario