30.3.22

Otras Zaragoza son posible – Renovando porque la vida fluye

Hace unos seis años escribí una pequeña serie de fichas sobre las ciudades que conozco, sobre las que he leído o que me han contado que tienen una población, actividad económica, dinamismo cultural y un líder que las identifica en cualquier campo semejantes a Zaragoza (el nuestro, si tenemos que elegir uno, es evidentemente Goya).

Para ver dónde estaban, en qué punto, qué nos podían mostrar en sus evoluciones. Ciudades intermedias de países algo extensos, de interior y logísticas, aeroportuarias, con agua suficiente pero escasa con las que hermanarse, pero en proyectos.

Estos ejercicios hay que hacerlos porque desde dentro no vemos que solo uno de cada SEIS españoles es capaz de identificar un plato de la gastronomía aragonesa y no nombran como conocidas ni las migas, ni el ternasco ni siquiera el Somontano u otras denominaciones. Queda tanto por esparcir… hagámoslo de fuera adentro y que este artículo vaya a todas las embajadas, presentemos a quienes nos parecemos como haremos con Huesca y Teruel ciudades.

Voy a repasar un poco la lista no vaya a ser como con el Patrimonio de la Humanidad sirio o Mariúpol, que les pase algo. Y no es esta la ciudad elegida de Ucrania… Vayamos con ella:

1.- Toulouse, Francia: relación evidente y no sé si muy explotada, el ambiente de calle de Zaragoza sí se ha exportado a la capital del Alto Garona, dadora de servicios al Pirineo francés, potencia agroalimentaria en porcino de Francia y, como en el caso de nuestra ciudad con la automoción, vencida en industria al monocultivo de la industria aeroespacial. Líder de la ciudad representativo: pintor Ingres.

2.- Bolonia, Italia: gozamos de una especialísima relación y hermanamiento los juristas zaragozanos con esta ciudad, primera universidad europea en tantos campos. Su rehabilitación urbana de casco histórico es el origen del PICH de Zaragoza y sus casas de colores pastel (¿recordáis la ciudad contaminada y gris parecida a Bilbao?). La Romaña como Aragón son graneros de cereales para consumo humano, pastas de Daroca y de allá, o alimentar cerdos, longaniza contra mortadela.

Bolonia, con nieblas abundantes de invierno y arquitectura palaciega de ladrillos, es la cuna de mi adorado y sutil Pier Paolo Pasolini, más que un director un narrador, como lo fue Buñuel.



3.- Lvov-Lemberg-Leópolis, Ucrania: en el extremo más oriental del imperio austro-húngaro fue una ciudad cabecera con Cracovia de Galitzia en que, pese al holocausto, la cultura judía que comparte con Zaragoza ha pervivido en su emigración a Nueva York. Hoy es la ciudad mayormente preservada de los bombardeos del país. Ciudad de población clavada a la nuestra, con teatros y arquitectura sublimes, es cabecera de la región en que nacieron Conrad, los abuelos de Paul Auster o Woody Allen, y tantos otros…

4.- Kazán, Rusia:
Ciudad río en el Volga, tiene la singularidad de estar magníficamente comunicada gracias al Transiberiano, ser un intercambiador logístico tremendo pero, a la vez, ciudad capital tártara con tanta o mayor historia que Moscú, a la par de la de Kiev. Ello emparenta la región con Aragón en tradiciones, costumbres y usos propios. Su kremlin se refleja en el Volga como el Pilar. Ciudad natalicia de la tártara e inquietante musa de Dalí, la cultísima Elena Diákovna, alias Gala.

5.- Konya, Turquía: En la mera mitad de las estepas de Capadocia, situada en una meseta, Konya es a Zaragoza lo que Ankara a Madrid. Ciudad icónica, origen de su nombre, sus vegas y estepas producen cereales, melones, sandías y otras frutas. La ciudad mercado interior turca tiene tranvía como eje de su movilidad y alberga un santuario semejante al Pilar en importancia de recibir turismo religioso: el sepulcro-santuario del poeta y filósofo persa al-Din Rumi, cuya poesía inspiró la danza derviche.

6.- Beersheva, Israel: ciudad del desierto de Negev, crucial en el desarrollo del riego por goteo, lo que lleva hasta en el nombre (siete pozos en hebreo, parada de la ruta del incienso histórica). Es un lugar de barrios nuevos planificados como el ACTUR o Valdespartera, de asentamiento de colonos especialmente judíos argentinos. Creciendo a ritmo considerable, alberga varios de los mejores hospitales y universidades del país. La universidad Ben Gurión y sus investigaciones son parientes próximas de las del CITA de Montañana, dando vida con la menor agua posible a tantas especies vegetales.

7.- Meknès o Mequinez, Marruecos: ciudad con numeroso y excepcional patrimonio, el mausoleo Mulai Ismail o sus puertas como Bab Mansour trasladan a la arquitectura de la Aljafería. Sin la importancia histórica de su próxima Fez, cuenta con medio millón de habitantes excelentes artesanos y agricultores. Está rodeada de los mejores viñedos del norte de África. El Ebro de Marruecos se llama río Boufekrane.

8.- Stuttgart, Alemania: Capital del ducado de Wurtemberg, principado católico muy relevante históricamente en el sur de Alemania pero con influencias de las cercanas fronteras de Roma, es una ciudad hermana en población y actividad económica: la industria de la automoción liderada por Mercedes y Porsche. Por consiguiente sus ciudadanos más relevantes son el último ingeniero o los señores Daimler y Benz, es una ciudad de ferias, enérgica y provinciana para muy bien en calidad de vida.

Su región, como la aragonesa, goza de los más reputados balnearios conocidos desde Roma y produce excelentes cerezas y vino blanco, es relativamente cálida.

Otro día seguiremos con América.

30.03 Luis Iribarren






No hay comentarios:

Publicar un comentario