10.8.18

Lo que no se está haciendo en el Mercado Central de Zaragoza

Si han visitado el nuevo y provisional Mercado Central de Zaragoza habrán visto que es una obra sólida y con carácter de permanencia, excepto por el lugar elegido. Una pena que no se haya estudiado un poco mejor la colocación y el diseño, pues hubiera sido una ampliación del Mercado Central histórico, que hubiera merecido la pena. Si la reforma logra un mercado parecido al anterior en cuanto a servicio y diseño, habremos ganado en modernidad, orden y limpieza, pero poco más. 

El trabajo de reforma de la zona hubiera necesitado de mejores metas, entre las que se deberían haber incluido en el nuevo espacio de mercado, zonas de ocio y gastronomía, sobre todo pensando en los turistas que vienen a ver esta zona de Zaragoza. No ha sido posible y los pasos dados imposibilitan esta opción, arriesgada en cuanto a rentabilidad si no se acierta, pero necesaria si queremos atrapar al turista por algo más que por unas visitas religiosas o paisajísticas urbanas.

Ejemplos tenemos en Madrid, Barcelona o Bilbao. No todos llenos de éxito, por diversas variables que nos deberían haber servido para aprender copiando y rectificando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario