10.8.18

Zaragoza ama Aragón ¿Sucede al revés lo mismo?

El mundo rural de la despoblación tiene una mirada equivocada del problema de la despoblación y por ende de las ciudades, de la zonas urbanas a las que ven como sus enemigos. Es cierto que los ciudadanos que se van de los pueblos lo hacen a las ciudades, no se van a otros pueblos. Pero eso queda muy lejos de tener que considerar a las ciudades como Zaragoza por “los enemigos y culpables”, cuando en realidad si hubiera que buscar responsables para resolver la situación, habría que hacerlo entre las personas que libremente deciden irse a las ciudades abandonando sus lugares de nacimiento.

Cada persona es libre de decidir donde se queda y por qué motivos emigran. ¿A dónde pueden emigrar los zaragozanos que lo están pasando muy mal económicamente?

Es falso que en la ciudad haya más trabajo, más posibilidades de crecer económicamente. Los datos estadísticos están para analizarlos y leerlos. Es falso también que las fortunas medias estén más en las ciudades que en la zonas rurales. Y es totalmente cierto que la calidad de vida está más en las zonas más cercanas a la naturaleza. Luego…: ¿Por qué se produce la emigración hacia la ciudad? ¿Qué parte de responsabilidades en esta emigración tienen las ciudades? ¿Porqué insistimos en que Zaragoza es culpable de esto?

Zaragoza no hace absolutamente nada para atraer a otros aragoneses a su seno. Ni lo hace ni le dejarían hacerlo. 

Los ciudadanos de Zaragoza reciben bastante menos ayuda oficial desde Madrid, desde el Gobierno de Aragón o desde su DPZ, que cualquier otro aragonés. La discriminación representativa de Zaragoza ciudad en relación a todos los estamentos públicos, políticos y sociales, es clara. Somos en Zaragoza el 55% de la población y en ninguno de estos órganos de poder aragonés hay un 55% de zaragozanos, ni de cerca. Pero esa mayoría de representantes políticos y sociales, que son e su gran mayoría ciudadanos del mundo rural, son los que no son capaces de revertir la situación.

Admitimos desde Zaragoza que todo esto sea así, pero nos cabrea bastante que se siga pensando que Zaragoza es una “MADRASTRA” que se come a sus aragoneses allende las fronteras de sus barrios rurales. No, Zaragoza es la primera que desea un Aragón fuerte, muy poblado y capaz. Pero tenemos nuestras dudas de que el resto de Aragón desee lo mismo para Zaragoza ciudad, y alguna vez hay que decirlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario