28.8.18

Málaga y su ejemplo para Zaragoza

Llevamos varias entradas hablando de la competencia sana y positiva que está ejerciendo la ciudad de Málaga para llevarse hacia su ciudad aspectos muy interesantes de la cultura y la economía nueva e internacional, logrando un éxito bastante callado en una ciudad que además del turismo está abriendo espacios muy interesantes en la innovación, de la mano de su ayuntamiento.

¿Quien dijo que los grandes ayuntamientos no están también para crear sociedad excelente, formación, cultura de calidad, economías de éxito? Liderar una ciudad no es en nada parecido a gestionar una ciudad. Y en Zaragoza, si acaso, estamos en los últimos 10 años, gestionando una ciudad de 700.000 habitantes, unos 100.000 más que la ciudad de Málaga.

Parte del éxito de Málaga son sus comunicaciones con otras ciudades de Europa. El AVE con las ciudades españolas y un  aeropuerto muy activo con medio mundo ayudan a un gran servicio de mercancías por mar. 

Pero es también una ciudad con una contundente apuesta por la Universidad de Málaga, por las formaciones tecnológicas novedosas dentro de una FP impulsada y solicitada desde la ciudad, lo que hace que se haya puesto “de moda” cultural y tecnológicamente una gran ciudad.

Málaga ya no compite con Zaragoza o Sevilla. Málaga quiere un espacio en Europa. Y este es el gran debate perdido por Zaragoza. A Málaga se le ayuda desde la Junta de Andalucía, y a Zaragoza NO se le ayuda desde la DGA. Otra enorme diferencia. 

Málaga tiene un líder municipal que quiere para su ciudad unos espacios propios y una personalidad definida amparada en el arte, la cultura y la innovación. Zaragoza no sabe por dónde moverse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario