3.3.18

La Zaragoza religiosa y las flores

También en Zaragoza tenemos ese punto de vista fervoroso, religioso e incluso ancestral o carca, que debemos cuidar como elemento de nuestra ciudad. Con independencia de lo que cada uno de nosotros podamos pensar. Todas las ciudades tienen su firma, su personalidad, su forma de ser. Sus componentes de ciudad, de sociedad, de personas diferentes.

El trato religioso que se produjo hace una semana en Galicia contra la Virgen del Pilar de Zaragoza
fue una tontada de tontos. Nada más que eso. Los tontos no saben medir, son tontos. 

Pero una pequeña parte de Zaragoza reaccionó con dolor. Con flores. No hay que darle importancia, no ofende quien quiere, sino quien puede, y aquel tonto de Santiago no puede ofender. Con independencia de lo que podamos pensar cada zaragozano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario