10.4.17

Integración de los nuevos habitantes en Aragón

En Aragón necesitamos más habitantes, hay que resolver el problemas de la despoblación, y eso en estos momentos sólo se puede hacer trabajando desde dos aspectos. Que las zonas y localidades con menos habitantes no bajen las defensas de su territorio, y sean capaces de lograr que se revierta la despoblación para evitar el desierto y el abandono, y ayudar a que los nuevos habitantes de estas zonas se puedan integrar bien y con capacidad de asentamiento real, trabajando entre todas las partes para entender y admitir positivamente la nueva realidad.

No es nada fácil la integración.

Por eso, además de trabajar para evitar la despoblación, hay que trabajar por lograr una integración tranquila y aceptada por todas las partes, hacia esos nuevos habitantes que tienen que venir desde lejos, pues es imposible lograr unos índices de natalidad reversibles, a través de los habitantes de siempre.

Y esta aceptación de todas las partes, de los nuevos vecinos, a veces con costumbres diferentes, con unas condiciones de vida no siempre fáciles, con la temporalidad de sus integraciones en las sociedades rurales, es un trabajo que por su complejidad no somos capaces de trabajar con éxito.

De poco sirve marcar pautas de convivencia si no se tutelan bien, con educación añadida, con apoyos exteriores para una mejora de la calidad de vida, para una actualización de las localidades, pensando en las nuevas realidades.



El primer paso es la información real y completa de lo que supone positivamente para los territorios, la llegada de las nuevas personas. Pero también saber de qué manera se van a resolver los problemas sociales que cualquier llegada en un número excesivo y muy rápido en el tiempo, puede suponer para las sociedades asentadas. Y aquí todos debemos tomar conciencia que lo importante que es todo el proceso, no es tanto la llegada, como el mantenimiento positivo y el crecimiento tranquilo de las nuevas opciones de estas localidades.

No hay comentarios:

Publicar un comentario