10.4.17

El cadáver del Teatro Fleta, ya ni huele

imagen de andalan.es
Existe el convencimiento entre los ciudadanos que cuando un proyecto sale con su presupuestos terminado y aprobado de los Presupuestos Generales del Estado, de los del Gobierno de Aragón o del Ayuntamiento de Zaragoza, aquello se va a realizar, sí o sí. Pues no, es mentira y es otro engaño soterrado más, que tenemos que soportar en silencio pues de eso casi nos e dice nada.

Hay presupuestos para obras o inversiones que se pasan de añoa a año, que siempre figuraron en los presupuestos correspondientes y que a lo sumo se parchean. No digo nada de proyectos que simplemente llegan a la fase de redactar el proyecto sobre el papel y cuya viabilidad es tan solo para la empresa que ha realizado el proyecto.

Así que entre los proyectado, lo aprobado y lo realmente ejecutado, hay un abismo. No tanto en las partidas que salen de enmiendas, como en las que figuran desde los propios ejecutivos, pues los partidos de la oposición se preocupan (algunos) de que sus enmiendas se realizan, pero no tanto de que algunas inversiones muy necesarias pero presentadas desde los gobiernos se hagan como indican las cuentas aprobadas.

Nos podemos encontrar pues, con decenas de obras que se han ido quedando ancladas en el tiempo, olvidadas, perdidas. ¿Alguien se acuerda del gran Teatro Fleta, que con 1.450 butacas en su sala principal y 320 en una segunda sala, y un escenario de 16 niveles, está perdido y abandonado, sin que nadie sepa qué hacer con el hueco? ¿Alguien sabe cuantos millones se han enterrado en ese infierno?

Podríamos hablar de los millones del Palacio Fuenclara o de decenas de lugares de nuestra Zaragoza, que andan perdidos pero siempre tras haberse llevado muchos millones de ala. Muchas veces lo grave no es robar unos miles de euros, lo más grave es perder millones sin saber a dónde han ido a parar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario