18.4.18

La República y un cántaro de vino

Ser una República o una Monarquía no garantiza más o menos derechos y libertades. Eso depende siempre de quien gobierna, no desde qué sistema. Aunque sin duda en el siglo XXI no parece lógico mantener en el poder a una familia por el simple hecho de ser familia. Pero esa es otra. Lo curioso es que en tiempos de la República, en el año 1934, se publicó esta nota en los medios de comunicación de Zaragoza.

A la Jesusa García Gómez le pusieron una multa por excederse en sus enseñanzas en el cabaret donde trabajaba. En aquellos años que te pongan 250 pesetas de multa siendo una artista de poca importancia era un capital. Tengamos en cuenta que 100 kilos de carbón para la cocina costaba 8 pesetas. El alquiler de una tienda céntrica de Zaragoza costaba 50 pesetas al mes. Una costurera cobraba por todo el día de trabajo entre 3 y 3,50 pesetas. Una cama de hierro unas 60 pesetas. Y un cántaro de vino 3,50 pesetas. Para los que no lo sepan un cántaro de vino eran 64 copas que eran un poco menos de unos 10 litros de vino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario