16.4.18

Es una imagen de 2018. No es la Zaragoza de 1975

Podríamos pensar que esta imagen es de 1975 o incluso anterior. Pero no. Es la Zaragoza de 2018. Ya no somos nosotros, y en algunos casos tampoco nuestros hijos sino nuestros nietos. Vuelven a pedir lo mismo. Recuperar lo que tuvimos. 

Es curioso lo poco que avanzamos y la poca seguridad que damos a las conquistas sociales. Así es imposible que no exista una contundente desafección social de los ciudadanos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario