15.1.18

Carta del padre de Domingo Laín a El Noticiero

En los años 60 y 70 del siglo XX, el sacerdote Domingo Laín Sanz, de Paniza (Zaragoza) se marchó con otros dos sacerdotes españoles a Iberoamérica a comprometerse radicalmente con los pobres y su lucha por la Justicia y la Libertad, incorporándose a los grupos de resistencia que defendían a las clases más pobres de países como Santo Domingo o Colombia.

Empezó trabajando en los barrios más pobres, entrando a trabajar en Colombia en el año 1966, integrándose en la obra de cooperación sacerdotal Hispanoamericana (OSCHA). Su primer trabajo fue en el barrio de Meissen y luego en Tunjuelito de Bogotá en donde a la vez ejercía sus funciones de párroco. Durante este tiempo, además fue obrero en una ladrillera en la que laboraban muchos de sus feligreses. Esta experiencia le permitió conocer y comprender la dura realidad de los trabajadores colombianos. Y mas tarde escribía, refiriéndose a esa experiencia: "Experimenté en carne propia la situación de explotación y miseria de la mayoría de la población".

En España su misión, conocida, era muy criticada por los poderes de la Dictadura por su integración en lo que ya por entonces se consideraban guerrillas comunistas. Falleció en febrero del año 1974, en un combate con los militares de Colombia. Fueron unos adelantados a la Teoría de la Liberación que surgió de las organizaciones cristianas del Concilio Vaticano II, hoy totalmente olvidado por la jerarquía católica. Juan XXIII enseñó al inicio del Concilio Vaticano II que 'La nueva Iglesia se ha de presentar para los países desarrollados tal como es y quiere ser: la Iglesia de los Pobres'.

Esta carta del padre de Domingo Laín Sanz al diario zaragozano El Noticiero se publicó una parte en marzo del año 1970. De las partes suprimidas no sabemos nada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario