3.5.21

Arco del Triunfo en Zaragoza por la visita de Alfonso XII


Este grabado nos muestra la entrada en Zaragoza del Rey Alfonso XII por el actual Paseo de la Independencia que entonces se llamaba Paseo de Santa Engracia. A su recibimiento se formaron la Guardia Civil y se crearon unos arcos triunfales como podemos ver en la imagen, muy típicos en todo tipo de visitas reales por aquellos viejos siglos.

Estas construcciones estaban hechos con materiales muy efímeros, yeso, madera, lienzos y banderolas, imitando de alguna manera a los Arcos del Triunfo romanos, con detalles militares, escudos y frases de ánimo o alegóricos al momento de la visita.

Con seguridad no sé el año de esta visita real que vemos en el grabado, pues Alfonso XII estuvo tres veces en Zaragoza, en los años 1875, 1878 y 1882 y no dispongo de suficiente información al respecto. En esta última visita inauguró las obras del tren a Canfranc y visitó la fábrica metalúrgica de Averly.

Pero la intuición casi debería asegurarnos viendo los lemas del Arco de Triunfo que este grabado muestra la visita a Zaragoza de Alfonso XII del año 1875, pues dicen "Al Rey legítimo de España" y "A la Esperanza de la Patria" dejando entrever que es un monarca recién llegado al trono.

2.5.21

Las Fuentes de Zaragoza necesita reflexiones muy serias sobre su futuro


Leo hoy en Heraldo que los vecinos de Las Fuentes temen por el futuro de su huerta, y es cierto pero con muchos matices. La huerta de Las Fuentes es terreno muy cotizado, jugoso y goloso para los ricos zaragozanos que compran terrenos para guardarlos. En toda esta enorme pastilla de la Zaragoza no muy alejada del centro se plantaban alcachofas, tomates, patatas o acelgas no hace tantas décadas, hasta sobrar y dejar que fueran los vecinos los que recogieran las de tamaño pequeño.

Pero hoy todo tiene un precio, unos dueños y un remanente que en vez de tenerlo en depósitos lo tienen en terrenos de futuro y que algunos esperan dejar a sus hijos y nietos de herencia, no precisamente para plantar alcachofas. La Huerta de Las Fuentes ya tiene su futuro escrito, aunque no nos guste nada de nada.

Pero quiero añadir algo más. El barrio de Las Fuentes tienen ENORMES problemas de futuro y no en su zona de antigua huerta precisamente. Así que sin duda, hay que mirar con otros ojos a Las Fuentes, pero por favor, que sean más de futuro y no mirando al pasado. No se trata SOLO de intentar poner zonas de esparcimiento en unos terrenos agrícolas que esperan la recalificación futura y nadie tendrá bemoles de negársela. Los Poderes son los poderes.

Hay que trabajar mucho más en esponjar el barrio de Las Fuentes, en mimar su tejido comercial de proximidad, de crear nuevas licitaciones que vayan dando nueva vida a la zona, de rehabilitar los muchos edificios privados e incluso públicos que merecen un cuidado y no una espera hasta que se hundan, etc. 

Las Fuentes nació a finales de los años 60 y principios de los años 70 y ya son muchos años sin un Plan Especial para que ese barrio que casi nace como dormitorio se pueda adaptar a las nuevas necesidades. Torre Ramona fue una buena iniciativa de un alcalde socialista que supo entender que toda esta zona necesitaba dignidad urbana. 

Antes de que nos sigan engañando con Huerta Sí o Huerta No, pensemos a partir de qué línea geográfica debe ubicarse esa posible huerta, y reclamemos para la zona más cercana al límite de Las Fuentes servicios verdes, de esparcimiento, que logran atraer a nuevos vecinos, mantener los comercios de proximidad actuales y den nueva vida a una zona que empieza a degradarse a mucha velocidad.

Observemos el uso que en los años 50 y 60 se daba a la zona de Cantalobos y entendamos que es un espacio tremendamente positivo para muchas opciones de recreo urbano. Reflexionemos de la doble vertiente que existe entre la desembocadura del río Gállego y la orilla de Cantalobos para crear lo que en un principio podría haber sido ExpoFloralia o ExpoPaisajes.

Veamos los datos de Renta Media de esta zona de Las Fuents de Zaragoza, y veremos que cada vez se aleja más de la media de nuestra ciudad. Y eso siempre es un problema para sus habitantes.