30.4.21

Gigantes y Cabezudos en la Zaragoza de 1872


Eran las Fiestas del Pilar de Zaragoza del año 1872 cuando se publicó este grabado con los Gigantes y Cabezudos junto a la actual Audiencia de nuestra ciudad. Chiquillos vestidos de adultos que más parecen un error del dibujo que niños, y sobre todo casi un catálogo de trajes de la época alrededor de lo que todavía son unos elementos festivos de la ciudad. El toldo sobre la puerta del Palacio de los Condes de Argillo o de Morata de Jalón o de Villaverde es un detalle para evitar el sol de los octubre o para dar empaque al momento. Y sí, también se le conocía como Palacio de los Luna pues en aquellos años quien tenía un marquesado tenía varios cargos y honores de las realezas curiosas, para darse pote e importancia.

Gigantes y Cabezudos zaragozanos de 1871


El Rey Amadeo I de Saboya, Rey de España por si hay dudas, más conocido por el Rey Caballero, fue también un Rey Efímero pues solo estuvo dos años y tres semanas reinando en España. Con sus 25 años y por esos líos que entre reyes y familias reales son muy habituales llegó a reinar e incluso le dio tiempo de visitar Zaragoza en las fiestas del Pilar de 1871 en su primer año de reinado.

En el grabado que vemos arriba podemos observar un Arco Conmemorativo que se levantó en la entonces calle San Gil (hoy Don Jaime I) sufragado por la tertulia progresista de Zaragoza. En sus dos años de reinado en España tuvo seis gobiernos diferentes y una tremenda inestabilidad hasta que la llegada de la I República lo mandó de vuelta a Italia. El reportaje con sus xilografías salió en la revista La ilustración Española y Americana, mostrando el Arco pero también a los Gigantes y Cabezudos de aquella época.