2.11.18

Un zaragozano que descansa en su hogar

Voy a presentaros a un zaragozano más, un clásico zaragozano que ni él mismo sabe muy bien donde vive. Un hermoso pato del parque José Antonio Labordeta, que en su zona del pequeño y poco cuidado Botánico, vive y descansa. 

Cambiarle el nombre a un parque emblemático es mucho más fácil que dedicarle mimos y cuidarlo. Y ya no cuento pensar en su futuro y modernizarlo. El cambio de nombre fue un lógico éxito muy merecido. El cuidado que le tenemos desde el Ayuntamiento…, mejor no hablar…, de momento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario