9.10.18

El Real Zaragoza debe quejarse mucho menos

Volvió a perder el Real Zaragoza, empatando en su casa en un muy mal partido. Así no. Es imposible entender el optimismo reinante, excepto por los deseos de que sea el combustible capaz de levantar las morales de todos, aun a costa de la mediocridad. No hubo equipo, no hubo táctica, el gol lo metió un defensa, y el portero paró todo lo que parecía imposible incluido un penalti. ¿Dónde queda esa “mejor delantera de Segunda División” anunciada hace unas semanas? Nunca lo pareció.

¿Soluciones? Pues por desgracia están muy claras, pero no por nada, sino por todo. Falta de reflejos, algunos olvidos en el vestuario, malos planteamientos, falta de capacidad para sorprender al contrario. Y sobre todo y visto la pobreza incluso mental, falta de rasmia en algunos jugadores. No se pueden cansar de cabeza. Mal es estar agotado de piernas, pero de cabeza es mortal en esta División de Horror.

Y por favor, un consejo, menos quejarse en el campo y más correr con la cabeza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario