17.10.18

Con 60.000 aragoneses menos trabajando, las esperanzas son pocas

Dicen que Aragón ya ha salido de la crisis del 2008, que nuestro PIB se ha levantado hasta los más de 36.000 millones lo que supera en medio millón al año 2008, pero…, pero tenemos en Aragón unos 60.000 ocupados menos y unos 25.400 parados más y eso es un muy mal dato que sin llevar la contraria al anterior, indica que la crisis económica se ha repartido mal o ha logrado un Aragón diferente, con la misma riqueza en número pero mucho peor repartida. ¿Adivinan quien ha salido beneficiado?

Con 60.000 contratos menos, Aragón pierde otra vez población laboral y productiva, aunque no haya perdido tanta población real. Un dato realmente tremendo pues suponen menos ingresos y los mismos gastos, para una riqueza igual, pero repartida de otra forma.

Algunos políticos pueden disfrazar esto como les venga en gana. Los motivos de esas malas explicaciones son lo que muchos de nosotros no entendemos. ¿Por qué se ofusca el política, sea del partido que sea, en explicar mal los datos reales, para darle la razón a los de arriba a cambio de quitársela a los de abajo?

La economía se basa en gran medida en el consumo para activarse y en las igualdades para mantener la paz social. Pero no parecemos querer entenderlo. Aragón será más Aragón si es más capaz de ser Aragón. Si simplemente queremos sobrevivir poco a poco se nos comerán los vecinos, que sin duda nos quieren empobrecidos. Lo curioso es que desde Aragón no queremos ver nuestra capacidad para resolver con esperanza y futuro, lo que otros quieren arrebatarnos. No se trata de aragonesismo, se trata de supervivencia. Y con 60.000 aragoneses menos, trabajando en Aragón, las esperanzas son pocas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario