20.6.18

El Pabellón Puente será puente o pabellón?

El pabellón Puente ya tiene novio, pero eso no garantiza boda. Se entregó a las manos de Ibercaja creyendo que así nos quitábamos un peso de encima, pero el Pabellón Puente es mucho más que un trasto inútil, y nos lo ha recordado el concejal de ZeC Pablo Muñoz. Ahora servirá para publicitar coches desde dentro y no desde fuera. Y poco más. Y todo en un espacio que no encaja nada para ser museo, como bien saben los que saben.

—Ojo con lo que se hace, pues es “un puente” y tiene que dejar pasar a la gente y gratis. Lo dice el PGOU.

Lo de los cuatro Grandes Pabellones de la Expo 2008 es de premio a la estulticia, disfrazada de crisis económica. Todo cuela si somos capaces de convencer de que no es por mi culpa. No se planificaron, no se diseñaron pensando en el 2009, y así nos va ahora, con cuatro mamotretos que nadie quiere abrazar.

Decía yo esta semana que un bello e inmenso edificio como la Torre del Agua, en otra ubicación tenía sentido, pero donde está es un desastre, pues todo servicio necesita gente, personas, y moverlas hacia un lugar vacío es muy complicado. Eso se sabe, pues viene en los libros de arquitectura y sociología urbana.

Hemos llenado el recinto de la Expo de juzgados, pero no de personas. Incluso en las mañanas laborales hemos tenido el detalle de llenarlo gentes cabreadas que tienen que acudir a un juzgado. Y así no hay manera de que aquello tenga vida positiva. ¿Quien se va a quedar

No hay comentarios:

Publicar un comentario