16.6.18

Cantero Cuadrado, entrando en Zaragoza como si fuera Cristo

Entre esas imágenes que nos deberían hacer pensar un poco está esta del obispo Cantero Cuadrado entrando en procesión a Zaragoza en el verano del año 1967, a lomos de una mula blanca, como si de Cristo se tratara entrando en Jerusalén. Las autoridades de la dictadura, de blanco militar, van detrás de la iglesia, con sus medallas de poder. Pero delante y en alto va la iglesia a la que se le tiran confetis y pétalos.

Sí, es Zaragoza, sí. Es el Coso alto en la zona de la calle Alfonso. Es nuestra historia, aunque sea dura y curiosa.

Nota.: La imagen salió publicada en Heraldo de Aragón

No hay comentarios:

Publicar un comentario