29.5.18

Impuesto de Sucesiones en Aragón. Sí. Sin duda

La capacidad que tienen los procesos sociales conservadores para que adoptemos sus marcos mentales y sin que nos demos cuenta…, son infinitos. Nuestra capacidad de defensa, por nuestra culpa, es escasa. Si un grupo de políticos catalanes dicen que quieren la independencia, le añaden el apellido de República y así logran que millones de catalanes y españoles piensen que es positiva y lógica la petición.

No pensamos que quien la pide sea un supremacista de derechas, que simplemente apoya a los poderes económicos de la parte rural de Cataluña, a la burguesía que ahora emplea internet. A los ricos de siempre. Muchos trabajadores de Cataluña sí se dieron cuenta.

En Aragón sucede algo parecido. Nos han convencido de que quitar el impuesto de Sucesiones es positivo. Y nos advierten de que somos los únicos españoles que pagamos por las herencias de nuestros padres. MENTIRA. Pero nos lo creemos con gracia y salero.

Quien no quiere que exista el impuesto de Sucesiones no es el Aragón “normal”, el Aragón trabajador o el de la ciudad. De padres a hijos casi nunca se pagaba excepto por grandes patrimonios en vivienda. Pero subir de 150.000 a 500.000 la exención supone que entren en el paquete exento las herencias de campos y tierras, de esas herencias rurales donde los padres productivos o alquiladores, dejan en herencia a sus hijos auténticas fábricas de hacer dinero sin trabajar a costa de tener alquilados sus campos a terceros.

Yo me puedo callar, es lo básico, todos callados. Pero los aragoneses de la calle no pagan impuestos (no pagaban) de sucesiones, simplemente porque no tienen casi qué heredar. Y pagar impuestos por heredar es lógico, pues aunque creas que te pertenece todo lo que tuvo tu madre o tu padre, es falso, pero como es un asunto filosófico, no voy a entrar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario