19.5.18

En otoño se pintó en el barrio Oliver de Zaragoza

Ahora no es otoño, no nos conviene hablar de otoño, pero esta imagen la pillé esta semana y me atrapó por su belleza fuera de tiempo. Es bonita. Es la entrada del barrio Oliver y nos enseña ese otoño marrón que sin duda volverá. No hay que añorarlo, simplemente no olvidar que también tiene sus cosas positivas. 

Las manos están pintadas por los niños de la escuela cercana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario