27.2.18

Puerta de Zaragoza, BIC pero sin cuidados

El arte hay que cuidarlo siempre, pues todo es efímero. Esta puerta zaragozana de un edificio privado pero catalogado como BIC (bienes de interés cultural) está sufriendo tras más de un siglo las inclemencias del tiempo. Lluvias y fríos, aire que reseca y calores excesivos por el sol directo. Una simple capa de barniz resolvería su deterioro. Pero nadie quiere gastarse unos dineros en ello.

Es el único edificio industrial que queda en Zaragoza del famoso arquitecto Félix Navarro. El mismo que hizo el Mercado Central o el Monumento al Justicia de la Plaza Aragón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario