18.2.18

Aragón necesita reflexionar sobre él. ¿Nos atrevemos?

Trasobares en Heraldo solicitó un reseteo de Aragón casi total, en este blog también lo habíamos pedido, pero sabemos que se lo toman a chufla. El reseteo no lo podemos hacer los aragoneses como ciudadanos, sino que lo deben hacer las instituciones. Todas y cada una de ella en su orden y puesto, sin pisarse los talones.

Los políticos, los medios de comunicación, los intelectuales, la Universidad y sus personas.

No se trata de cambiar al PSOE por el PP o viceversa. Eso es lo de menos y con ello no se llega ni a vaciar la RAM. Se trata de reflexionar sobre Aragón y sus posibilidades y cambiar la forma de entendernos.

¿Qué somos, qué queremos ser de mayores?

Lo de las políticas industriales está muy claro. Hay que repensarlas. Pero también hay que repensar la Universidad. Y nuestras políticas culturales. Y las educativas. Se reflexiona sobre despoblación y se analizan sus dramas pero se necesitan cambios drásticos en algunos aspectos para revertir el Aragón Desierto. Se habla de agua pero nos da miedo profundizar e incluso llevar la contraria a algunos, sabiendo que agua es regadíos. Hay que hablar mejor y más limpios de polvo y paja sobre las comunicaciones con Europa y con el mundo. Debemos empezar a plantearnos qué hacemos con la ganadería porcina que ha tocado techo o con ese escaso valor añadido de la agricultura aragonesa. Y hay que seguir trabajando igual —pero con más coordinación entre instituciones— con el Turismo que empezamos a ver despegar. Hay que contar más y mucho mejor con los jóvenes, sobre todo con los que ya se han esforzado en ser excelentes. Aragón debe ser tierra de bienvenida, de acogida a los que desean integrarse trabajando.

Y para todo ello nos sobran los que solo saben medrar, los que creen que Aragón no es una sino tres o 35. Los que odian a Zaragoza, los que están anclados en el siglo XIX o a lo sumo en el XX aunque utilicen internet. Nos sobran medios de comunicación sin rasmia para escribir sobre caminos de futuro, y si no somos capaces de sacar jugo a nuestra Universidad lo que hay que hacer es cerrarla. O se tienen bemoles para izarla a la alto o se tienen para cerrarla con honores de muerto. Lo peor es tenerla apagada, sin recursos y sin medios. ¿Habéis comparado con otras Universidades europeas? Un viajecito no es tan caro y se pueden ver algunas para copiar qué se hace y qué se obtiene a cambio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario