22.2.18

Casa del Director Azucarera de Zaragoza. Usos e ideas

Se me solicitó hace unos meses alguna idea o proyecto para dotar al edificio de la Casa del Director del Rabal de algunos contenidos dirigidos sobre todo a usuarios jóvenes pero sin cerrar intercambios culturales complementarios, que fueran un servicio novedoso y de Ciudad, que ofrecieran alternativas a los jóvenes para que salgan de su pasividad, que no fuera un proyectos de despachos, sostenible y real con sus costes, que sirviera para dinamizar la zona y cree una actividad potente para atraer más actividades y ayuda a encontrar empleo.

La petición era muy interesante, la necesidad es claramente útil y desde los poderes públicos y sociales debemos atender estas posibilidades, más cuando sabemos que el modelo actual de Casa de Juventud está obsoleto.

No es tan interesante para muchas actividades el propio edificio de Casa del Director. De hecho ha quedado desierto dos veces en concursos de usos.

Es un edificio pequeño para un equipamiento de Ciudad, es grande para un equipamiento de barrio sin destino claro y contundente, y sería una pena dedicarlo a equipamiento de despachos o de gestión, incluso aunque fuera para asociaciones de barrio. Se necesita un uso continuado, con un amplio horario de apertura, un edificio abierto en suma, que suponga un añadido novedoso a lo que se está haciendo en la ciudad.

Y existen proyectos similares al que voy a presentar en otras ciudades, tanto en España como en Europa. En Madrid nos podemos fijar con todos los cambios necesarios para cada proyecto o idea, en la CSA Tabacalera (Centro Social, cultural y artístico, autogestionado), Tabacalera Promoción del Arte (centro cultural y de Arte gestionado por el Ministerio de Cultura) o en la Casa Encendida (De Fundación Montemadrid de Monte de Piedad de Madrid). Podríamos añadir ejemplos de otras ciudades españolas o europeas, pero prefiero centrarme en ejemplos concretos que podamos visitar, para visibilizar mejor las oportunidades.

Por ello y tras analizar diversas opciones me decidí a optar por la opción que paso a explicaros, sobre todo ya que no existe algo similar en Zaragoza, y que encaja con el espíritu joven y novedoso, que no es muy costoso y que puede abrir posibilidades laborales.

CASA DEL ARTE DIGITAL

Antes de explicar las opciones del propio edificio, debo explicar qué contenidos encajan en este proyecto, según mi idea. Advirtiendo que de las cuatro plantas del edificio, me olvido de la Planta Sótano y de la Planta Altillo, por no ser conocidas personalmente como para poder diagnosticar sus posibilidades. Me centraré pues en las dos plantas principales y en su zona exterior.

El ARTE DIGITAL engloba todo tipo de trabajos artísticos o aledaños, donde la herramienta y el vehículo es fundamental ente el Arte Digital. Pero no cierra otras alternativas que lo acompañen, como puede ser la música, el teatro, el circo, la literatura, etc.

Fundamentalmente podría trabajar las siguientes actividades artísticas:

Fotografía Digital

Vídeo y Cortometrajes

Pixel Art y Arte electrónico

Arte Vectorial

Arte Aleatorio por ordenador

Poesía Visual

Modelado y escultura 3D

Publicidad

Instalaciones interactivas

Pintura Digital

Arte Fractal

Net Art o Arte para Internet


Se crearían 6 talleres, salas o locales pequeños para seis asociaciones de ARTE DIGITAL, o bien 5 talleres, salas o despachos de creación y un despacho de gestión del edificio, si fuera autónomo a otros edificios públicos del entorno como Zaragoza Activa o CUBIT.

En las dos salas grandes, una por planta, se podría dedicar a actividades complementarias a la labor de crear. Salas para "mostrar".

La sala de Planta Calle de más de 90 metros, encaja bien para sala de exposiciones de los trabajos creados por los talleres, para hacer demostraciones al público de algunas técnicas que agrupasen diversas materias artísticas y sobre todo para aprender la “demostración” de lo realizado, sacarlo al público, demostrarlo en todas sus posibilidades.

En cuanto a la sala de la Planta Primera de unos 80 metros se podría dedicar a sala de reuniones, de proyecciones de vídeo y como sala polivalente de estudio fotográfico con fondos y telas sobre railes que permitieran su uso como estudio de interiores, tanto de vídeo como de fotografía. En algunas de sus distancias estaríamos hablando de más de 10 metros lineales de espacio.

Tal vez y eso depende de los espacios, la Planta Sótano y el Altillo también se podrían utilizar como estudios fotográficos, pero eso no lo puedo asegurar sin verlo y analizarlo con más datos. Si en cambio la zona exterior del edificio e incluso toda la zona urbana de su entorno, por sus especiales características de zona con arcos, mezclas de viejo y nuevo, zonas verdes, etc.

Estamos hablando de la creación de seis talleres o laboratorios de creación digital, artística o laboral, que sirvan para generar estímulos a los jóvenes, para crear posibilidades de futuro ante las nuevas tecnologías. Se va a necesitar formación, apoyo en financiación de cada uno de estos talleres o laboratorios, aunque se les cobre un alquiler mínimo, como ejemplo a lo que ya funciona en su vecina Zaragoza Activa, pero dedicado exclusivamente al ARTE DIGITAL.

Si fuera el propio Ayuntamiento quien se implicara en este proyecto, podría hacerlo como algo autónomo a Zaragoza Activa, con reglas distintas y metas diferentes, o bien amparándose en las reglas que ya rigen todos los procesos de selección y control de Zaragoza Activa y sus Semilleros.

Al final del documento se acompañan los planos del edificio y cómo podrían quedar.

FINANCIACIÓN

Es imposible plantear un boceto de idea, sin admitir que la financiación debe estar por delante de cualquier debate.

Este tipo de actuaciones, en casi todas las ciudades, dependen de financiaciones mixtas. Es muy complicado lograr que sea el Ayuntamiento de Zaragoza en solitario, quien se haga cargo del proyecto, si deseamos que tenga una calidad media y una continuidad den el tiempo.

Tanto la DGA como empresas del sector artístico o incluso del Distrito del Rabal o que trasciendan del espacio de la ciudad, serían las más fáciles de lograr una ayuda financiera, incluso a coste del nombre del proyecto.

Puse como ejemplos hasta 11 posibilidades de apoyo empresarial o institucional que aquí prefiero obviar, por poner algunos ejemplos rápidos. No hay que olvidar a Zaragoza Activa y al Ayuntamiento, pues todo depende de ajustar costes y de una iniciativa creíble.

Personalmente apuesto por el que el Ayuntamiento de Zaragoza no pierda la oportunidad de este novedoso proyecto, empleando o no a Zaragoza Activa como elemento vertebrador del mismo. Pero alejado de trabajos de despacho o de cafeterías modernas que son hambre en pocos meses y molestias para los vecinos.

El Distrito del Rabal y sus barrios cercanos saldrían ganando un espacio nuevo, novedoso, estimulador para los jóvenes del entorno, y que puede generar nuevas oportunidades laborales y artísticas. Como es lógico, esta idea, ya caída, está libre de uso por quien pudiera creer en ella.







No hay comentarios:

Publicar un comentario