15.11.17

Frontal del altar de Santa María de Iguacel en Huesca

Este frontal en madera es del altar de Santa María de Iguacel en Huesca, románico de la Jacetania, realizado al temple en madera de pino sobre el año 1200. Descubierto en el año 1928 permaneció desaparecido durante 50 años, al ser volteado al revés y puesto como parte de una tarima de suelo, sobre el que pisaban cuantos pasaban por allí. Una muestra de la incultura reinante en años pretéritos.

Relata a modo de libro la vida de la Virgen desde la Anunciación hasta su Asunción, como ejemplo clarísimo de los métodos de enseñanza religiosa en los siglos en los que muy pocas personas sabían leer y aprendían a través de la palabra y de las imágenes.
En la actualidad está en el Museo diocesano de Jaca

No hay comentarios:

Publicar un comentario