24.7.17

El Cristo en la Cruz de San Vicente de Ardisa

El Cristo en la Cruz de la ermita de San Vicente de Ardisa nos contempla casi a tamaño natural desde el Museo Diocesano de Jaca. En aquel siglo XIII, cuando lo tallaron en madera de pino y lo pintaron para parecer más natural, con un rostro sereno, sin aspavientos de dolor, aceptando esa humanidad que se le acababa, estaba diciendo a sus feligreses que la calma era imprescindible, y que debían hacer caso a los que la pregonaban.

Casi 800 años nos contemplan. Y nos siguen solicitando paciencia con los dolores sociales. Y nos lo siguen pidiendo los mismos. Por paciencia no será verdad?

No hay comentarios:

Publicar un comentario