4.7.17

Debemos comunicar mejor Delicias con el centro Zaragoza

Semanas de huída de Zaragoza, en búsqueda del cambio. Y se nota ya en los supermercados, en lo que tardan los autobuses urbanos o en los retrasos de Renfe que se satura. AVE con una hora de retraso no es normal, pero en el verano los tiempos se cuentan de otra manera.


Mientras esperaba al tren he observado por el rabillo la estación Delicias, que iba a ser un palacio de comunicaciones. Cuando un técnico se equivoca, aunque nos cueste una millonada, no pasa nada. Es un error de apreciación. Nadie sospecha.


Miraba las decenas de modernas oficinas que nunca se ocuparon, la curiosa manera de llevar a los viajeros hacia la salida de la estación, en la zona más alejada al centro de la ciudad y embocados a la parada del taxi. Y pensaba en lo tontos que fuimos no poniendo un sistema de transporte urbano que a los turistas les facilitara la llegada al centro de la ciudad.


Les obligamos a salir por el culo de la estación sin pasar por la zona comercial, y además nos quejamos de que los locales estén vacíos y sin actividad. O incluso dudamos muy seriamente en llevar la Linea 2 del tranvía, pensando que es una lejanía. ¿Mental? Creo que algunos no conocen bien las estaciones de Madrid Atocha, Barcelona Sants o Valencia.


Contemplando Portillo vacío y como una cicatriz, dudo de la opción de Delicias, sobre todo vistas las soluciones que hemos dado a la comunicación de los viajeros con el centro de Zaragoza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario