26.6.17

Violenta escultura en la Zaragoza de 1987

En el año 1987, en aquellos años de movidas artísticas, de creaciones que rompían con todo lo anterior, las calles de Zaragoza empezaron a llenarse de pequeños intentos por sacar el arte a la calle, algo que ahora entendemos como mucho más normal que en aquellos años.

Esta obra, contra la violencia, reflejando un coche destrozado por una bomba terrorista, se puso durante unas semanas en la Plaza de Aragón. Es un simple recuerdo de aquellos años en los que nos creíamos todxs que se iba a mover tanto la sociedad, que no la íbamos a reconocer. Ya en aquellos años éramos muchos los que estábamos “amuladados” en el desencanto, y ya nos habíamos dado cuenta que era todo unos cantos de sirena, cuando no una pesadilla.

NOTA.: Ante mi sorpresa el propio autor de la obra, conocido de redes y comentarios pero que yo desconocía que era el autor de la escultura, nos ha mandado un comentario que podemos leer abajo. Hemos tenido suerte ambos, pero no hablé mal de la obra, que podría haber sido, pero es que me gustó en su momento y me ha vuelto a gustar ahora, en esos relatos rompedores del arte efímero que habla por sí sólo.

El autor es el reconocido escultor aragonés Miguel Ángel Arrudi.