23.6.17

Matrimonio asegurado. Y máxima discreción

Hubo un tiempo pretérito en que no había redes sociales, pero sí había Agencias Matrimoniales. No eran lugares para encontrar parejas, amigos o compañeros de vida. Eran lugares directamente para pasarse por el altar. Nada de medias tintas.

En Zaragoza teníamos una sucursal de una de las más conocidas por los años 70.

La Felicidad y el Porvenir de Madame Angelina.

Si nos fijamos en el catálogo de profesiones y las distribuimos por sexos, vemos que salan unas diferencias muy notables. Eran otros años, y eran otras formas de vender los matrimonios. Por cierto queda claro que se casaban para el porvenir y para evitar la soledad. Nada de amor.


Eso sí, “matrimonio asegurado y de máxima discreción”, que para eso tenían 20 sucursales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario