19.6.17

Alero del Palacio de Donlope en Zaragoza


El Palacio de Donlope en Zaragoza o más conocido en la actualidad por el Palacio de la Real Maestranza de Caballería, es un palacio renacentista aragonés conocido como casa de Miguel Donlope o de la Maestranza de Caballería por servir de sede a esta Real Corporación zaragozana. Construido durante la tercera y cuarta década del siglo XVI es un ejemplo del modelo de casa-palacio aragonés.

Lo mandó edificar D. Miguel Donlope, notable jurista zaragozano miembro de una importante familia aragonesa oriunda de Montmesa (Huesca). Ostentó durante largo tiempo el cargo de abogado de la Ciudad lo que lo convertiría en uno de los personajes con más poder de Zaragoza. Gran conocedor de las tesis erasmistas, y con un origen converso, muy pronto fue investigado por la Inquisición, de la que escapó convirtiéndose en “familiar” del Santo oficio en Zaragoza.

El alero, uno de los más espectaculares de los palacios aragoneses, es obra del fustero Jaime Fanegas, es de los primeros elaborados respondiendo al tipo clásico del momento. Reproducen, en madera, las cornisas de los tratados renacentistas que poseía Jaime Fanegas, el artífice más vanguardista de su época. Personaje inquieto y polifacético, responde al prototipo de hombre renacentista; aparte de fustero, es inventor de ingenios hidráulicos, descubridor de minas, constructor de puentes (como el que realizó sobre el Ebro)y autor de un proyecto para extraer madera del Pirineo para abastecer las galeras de Felipe II.

La importancia de este palacio fue reconocida con su declaración como Monumento Nacional en 1931. Sin duda el palacio de Donlope representa uno de los más claros ejemplos del arte renacentista aragonés de su cuidado y conservación hasta nuestros días ha sido responsable directo la Real Maestranza de Caballería de Zaragoza.

Nota.: Parte de los textos son de esta página.

No hay comentarios:

Publicar un comentario