15.3.17

Montemolín, Las Fuentes y San José

Estas imágenes de la Zaragoza vieja y de la zona de Montemolín nos muestran cómo todo este barrio hay absorbido entre San José y Las Fuentes, tuvo una importancia especial en unos años en los que Zaragoza crecía.

Podemos ver en color edificios tan importantes para la ciudad como las obras de lo que luego sería CEFA en la zona más inferior de la imagen. Sobre ella el palacio de Larrinaga y encima de este todo el conjunto de la fábrica de ascensores GIESA que todavía se conserva en parte.

Un poquito a su izquierda el garaje de trolebuses de TUZSA, que más a su izquierda tenía todos los talleres y el resto de garajes. Sobre este edificio podemos ver la estación de Utrillas, y debajo de los talleres de TUZSA las tapias de entrada de la Granja Experimental Agrícola que ibas hasta San José.

A la derecha de la imagen y como una línea fina que casi no se ve, está la acequia de la Filla. Y encima de ella el Reformatorio a las puertas de lo que hoy es el Parque Torre Ramona.

Todo este barrio de Montemolín quedaba encerrado y sin comunicación real o al menos sociológica, con sus vecinos San José y Las Fuentes.  Dos barreras les separaban claramente. Por la derecha (según la imagen) y hacia Las Fuentes la ya citada acequia de la Filla. Y por el otro lado las vías del tren hacia Utrillas. Cuando se resolvieron estas líneas que eran barreras claras, en parte a partir de la mitad del siglo XX, Montemolín ya tenía personalidad sociológica propia y sus habitantes, en muchos casos emigrados desde el Bajo Aragón, se sentían de Montemolín y para nada de San José o de Las Fuentes.

Hoy todo este concepto de identidad de barrio ha desaparecido con los nuevos habitantes de la zona, que no han conocido su nacimiento, similar en muchos aspectos al barrio de La Jota y Jesús, mezclando industrias y palacetes o casas de grandes familias, que comían terreno a las zonas de labranza y a las torres clásicas, que en algunos casos todavía hoy resisten vivas por la zona.

No hay comentarios:

Publicar un comentario