12.3.17

El Pilar, y las digitalizaciones necesarias

En los años 30 del siglo XX, Zaragoza decidió que debía esponjar toda la zona de la Plaza del Pilar, tanto en el frente de su iglesia como en la trasera hacia el Ebro y en los dos laterales. Hoy disfrutamos de una inmensa plaza, pero aquello se llevó por delante un buen número de palacios y grandes casonas que estaban junto a la Iglesia del Pilar, alguna como el Palacio de Ayerbe que vemos en el centro de esta imagen, con un gran valor histórico.

Aprovecho el momento para hacer un llamamiento de crítica hacia la conservación al menos, de las imágenes que de esa Zaragoza desaparecida existen en estos momentos. Es verdad que son propiedad particular en muchos casos, pero que el tiempo no pasa con facilidad por ellas, sobre todo si no fueron bien fijadas a la hora de revelarse o no se conservan en buenas condiciones.

Cierto es que algunas instituciones han realizado un trabajo de digitalización, pero sin conocer yo los datos reales, en muchos casos esta digitalización no goza de la calidad necesaria, no la tienen el menos, las imágenes que se dejan para acceso público, ni la resolución adecuada, y están muy comprimidas en unos JPEG que las destroza.

Y curiosamente todavía hay en Zaragoza buenos profesionales de la digitalización, que como oficio estuvieron décadas digitalizando profesionalmente, y que ahora en muchos casos están a punto de jubilación, sin haber formado a nuevas generaciones que hagan algo más que escanear de forma automática todo lo que les llega. Convertir en digital un documento antiguo, es en algunos casos una restauración digital, que pocas personas son capaces por su experiencia, de poder realizar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario