18.2.17

Fotograbados. Un oficio desaparecido

La mayoría de nosotros no tenemos que saber qué eran los fotograbados ni las fotomecánicas, pero hasta hace 25 años, sin ellas no hubiéramos podido ver imágenes en los documentos impresos. Ni imágenes, ni dibujos, ni nada que no fuera texto. Imprescindibles en la tipografía, se convirtieron en fotomecánica para dar servicio al offset y la litografía. 

Y esto… ¿qué tiene que ver con Aragón o Zaragoza?

Pues hasta los años 80 Zaragoza junto a Barcelona, Madrid, Bilbao y Sevilla lideraban en calidad el trabajo de grabados para tipografía y que todas las fotografías que ustedes pueden ver en los periódicos aragoneses hasta esa fecha, pasaban por las manos de muy pocas empresas zaragozanas, pues excepto Heraldo que sí disponía de un departamento propio de fotograbado, el resto tenía que encargar estos trabajos de clichés de zinc, o bien a Fotograbados Luz y Arte o a Alberto de Sola o al final de esos años a Fotograbados Época.

Y un poco, en recuerdo a esas empresas, les dejo este anuncio de los años 70 de Fotograbados Luz y Arte que por aquella tenía (estábamos) unos 25 trabajadores haciendo clichés de todo tipo, para que los textos impresos fueran algo más que simples letras. El trabajo del grabado era muy similar al que se llevaba realizando desde hacía siglos, con planchas metálicas grabadas en ácido, en algunos casos de forma manual por profesionales del grabado. Todo un mundo ya desaparecido, maravilloso, con unas formas irrepetibles de trabajar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario