17.2.17

Faustino Casamayor, un vigía zaragozano de los siglos XVIII y XIX

Que un zaragozano, Faustino Casamayor Ceballos, decidiera en el año 1782 y con 22 juventudes de edad, realizar y escribir a mano un diario, con todos los acontecimientos que iban sucediendo en la ciudad de Zaragoza, y que los anotara durante 51 años con toda la Guerra de la Independencia en mitad de su proceso, sin duda, lo eleva al carácter de escritor de ciudad, de Vigía de Zaragoza, como varios más que después ejercieron el trabajo de relatar qué sucedía en nuestra ciudad, cuando los medios de comunicación eran escasos y llegaban a muy pocas personas.

Hoy, aquella obra de 39 volúmenes (faltan dos, perdidos), la conserva y custodia la Universidad de Zaragoza y lleva el título de “Años políticos e históricos de las cosas particulares sucedidas en la Ciudad de Zaragoza”.

Y comenzaba su primer tomo con estas líneas: 

"Algunas particularidades muy apreciables, que suceden en esta Ciudad, se borran de la memoria de muchos luego que han pasado, y a poco tiempo las olvidan todos; de modo que (si) por casualidad se halla alguno que dé razón individual de los sucesos públicos, (estos) que apenas tienen un lustro de antigüedad. Se hace poco aprecio de ciertas noticias, que debían permanecer y perpetuarse en nuestra memoria, y en especial de aquellas que nos pueden venir de instrucción de Gobierno, de utilidad o de recreo. Por esta razón, se propone, en estos Años Políticos e Históricos, lo que podrá recordarse a las de esta Ciudad de Zaragoza, todas aquellas noticias útiles, de que en el (mismo) día no se hace mérito, y por lo mismo, a poco tiempo quedan sepultadas en el olvido".

No hay comentarios:

Publicar un comentario